Hernia

Hernia discal. ¿Operar o no operar?

La hernia discal es uno de los problemas que se operan con más frecuencia en el campo de la columna vertebral. Sin embargo la operación no siempre es necesaria. Sabemos por estudios de gran calidad que los resultados de la operación o del tratamiento sin ella muchas veces se igualan. Obviamente el paciente que no es operado no se expone a los riesgos de una operación quirúrgica. Los aspectos que más influyen a la hora de tomar la decisión son la intensidad del dolor, el tiempo de evolución y la presencia o no de pérdida de fuerza de la extremidad. Si la intensidad del dolor es moderada o leve y el tiempo de evolución es corto la primera opción suele ser esperar con analgesia y fisioterapia.

Imagen de resonancia magnética de una hernia L5-S1 izquierda. La flecha y el contorno rojo marcan la hernia. En azul se marcan las raíces nerviosas, que en el lado izquierdo están bastante comprimidas.

Imagen de resonancia magnética de una hernia L5-S1 izquierda. La flecha y el contorno rojo marcan la hernia. En azul se marcan las raíces nerviosas, que en el lado izquierdo están bastante comprimidas.

Uno de los estudios que más ha aportado al conocimiento de esta cuestión es el denominado Spine Patient Outcomes Research Trial. Éste es un gran estudio que incluye varias patologías de la columna vertebral, incluida la hernia.

Compararon la eficacia del tratamiento con operación y sin ella de pacientes con hernia discal, distribuyendo aleatoriamente a una opción o a otra a los pacientes. Los resultados mostraron unos resultados muy parecidos en términos de dolor y de puntuaciones de escalas específicas para este problema.

Hace unos meses se publicó el resultado de este estudio con un seguimiento de 8 años tras la hernia, mostrando nuevamente esos resultados muy similares, si bien los pacientes operados presentaban menos molestias por el territorio de la ciática y más satisfacción con el resultado del tratamiento.

Los datos de estos estudios apoyan la individualización de cada caso. La decisión de operarse o no debe tomarse consensuadamente entre paciente y especialista, debiendo entenderse los riesgos y potenciales beneficios de cada una de las opciones.

Se suele decir que en medicina no es recomendable hablar en términos de “siempre” o “nunca”, y la decisión de operar o no operar una hernia se ajusta bastante a ese enunciado.

2 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Puedes consultar el comentario completo en el Blog del Dr. Hernández […]

  2. […] Puedes consultar el comentario completo en el Blog del Dr. Hernández […]

Los comentarios están desactivados.